Desde hace unas semanas, decidí hacer un cambio en el contenido que consumo diariamente. Todo a raíz de un podcast que escuché, en el, hablaban de la ansiedad que genera seguir influencers en redes sociales.

Nunca lo había analizado, pero las redes han ayudado a perpetuar muchísimos estereotipos. Todo lo que vemos es perfección: las vacaciones perfectas, el cuerpo perfecto, la pareja perfecta, la familia perfecta, los amigos perfectos, las fiestas perfectas, la comida perfecta, el ejercicio perfecto y así, podría seguir con esta lista.

Y todo esto, genera ansiedad Porque empiezas a compararte e, inevitablemente, comienzas a desear todo eso que ves. No es que esté mal desear, pero la vida que vemos en redes sociales, no es real.

Los influencers solo nos muestran aquello que es bonito o se ve bien. Nunca vemos la otra cara de la moneda. Porque ninguna vida es perfecta, ni la tuya, ni la mía y tampoco la de ellos.

Porque siendo bien honestos, solo compartimos lo bonito, lo divertido de nuestra vida. Obviamente, no nos vamos a exponer al ridículo o mostrarnos vulnerables. Así como tú y yo lo hacemos, ellos también lo hacen.

La vida que existe detrás del celular, puede no ser tan magnífica como nos imaginamos

La cosa es que, cuando consumimos tanta perfección, nos estresamos porque nosotros no podemos tener esa vida, ese abdomen, esa casa, esas vacaciones… La presión que genera el querer algo y no poder conseguirlo, por las razones que sean, se vuelve cada vez más grande.

Y de por sí, ya tenemos una vida llena de presiones, creo que lo más sano es sacar de nuestra vida aquello que no nos hace sentir bien.

Depurar tus redes sociales y dejar de seguir influencers, es una de las cosas más saludables (y sencillas) que puedes hacer. Solo se trata de darle click al botón “dejar de seguir”.

Una vez que empiezas, te vas a dar cuenta que cada vez es más sencillo. También aplica para aquellas personas tóxicas que se la pasan quejándose o hablando de lo mal que les va.

Las redes sociales, se hicieron para disfrutarlas y si cada vez que se te cruza alguna persona que te hace pensar de forma negativa en ti timeline, tal vez deberías considerar retirarla de ahí.

Ahora solo me dedico a consumir contenido que me construya, es decir, solo sigo cuentas que me inspiran, me ayudan a mejorar en mi trabajo, en mi forma de escribir, en mi autoestima y sobretodo, me ayudan a valorar mi trabajo.

El quererte y cuidarte, es el regalo más bonito que te puedes dar.

ruptura de una relación Previous post Como enfrentar la ruptura de una relación
personas tóxicas Next post Personas tóxicas, guía definitiva para detectarlas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *